Cuba Tech Travel
Cuba Tech Travel
  • Cardenas

    Cardenas | Provincia: Matanzas

  • Más sobre el destino Cardenas
  • Descripción: Cardenas

    La otrora ciudad de San Juan de Dios de Cárdenas, fundada por los españoles en 1828, es uno de esos lugares típicos de Cuba difícil de olvidar. Situada a unos 10 kilómetros del internacionalmente conocido balneario Varadero, la armonía entre el pasado y lo contemporáneo de sus rincones se conjuga con la hidalguía de los pobladores para aumentar el valor del patrimonio local.

    De estilo arquitectónico clásico, sorprende a los visitantes la amalgama de obras escultóricas, museos y costumbres de los habitantes dispersos por su pintoresco entorno. Monumentos a la bicicleta, como medio de transporte fundamental de los vecinos del lugar, y al cangrejo, como crustáceo abundante que hace las delicias de los comensales, son representativos del detalle cardenense en las calles de la también denominada Ciudad Bandera, pues en 1850 ondeó allí por primera vez la enseña nacional.

    Apuntes históricos refieren, además, que el Gran Almirante Cristóbal Colón recibió el homenaje póstumo de Cárdenas en 1862, cuando fue inaugurada solemne y públicamente la primera estatua del continente al descubridor de América.

    Como parte del encanto de Cárdenas, los coches tirados por caballos rememoran el pasado colonial, mientras abren cada día sus puertas el Museo Histórico José Antonio Echeverría, casa natal del joven revolucionario que encabezó el ataque al Palacio Presidencial, y el centenario Museo Oscar María de Rojas, segundo fundado en la isla y uno de los más importantes del país porque conserva muestras valiosas de historia, arte, ciencias naturales, arqueología, numismática y armas.

  • Hotel en Cardenas Cuba
    • Cuba Tech Travel
      Cuba Tech Travel
      Cuba Tech Travel
      Cuba Tech Travel
      Cuba Tech Travel
  • Matanzas
  • Cardenas está ubicada en la provincia Matanzas.

    Matanzas es la segunda provincia de mayor extensión de Cuba por detrás de La Habana y una de las que más han contribuido al desarrollo económico de la isla. Se encuentra en la región occidental de Cuba y, exceptuando las tierras altas del noroeste y centro de la provincia, toda la superficie de Matanzas es llana. Con un clima tropical casi todo el año, atrae a muchos turistas que llegan en busca de sol y playa, ya que Matanzas contiene una de las perlas más preciadas de Cuba, Varadero. No obstante, Matanzas oculta tesoros en todas partes, no solo las playas merecen la pena en esta parte del mundo. En primer lugar, es zona de contrastes y el viajero de ojo experimentado no podrá menos que recrearse en la belleza del lugar. Bajo la magnífica luz del sol caribeño se percibe mejor la gama cromática de los verdes, la variedad del colorido de sus más de 920 flores y los matices de los numerosos peces que pueblan las aguas de sus costas calientes. De esta sorprendente combinación de tonos surge una provincia que podría ejemplificar una primavera tropical, si existiese la primavera en el trópico.

    Económicamente, Matanzas despuntó en casi todos los sectores y aportó ganancias a Cuba desarrollando todo tipo de actividades: energética, industrial, ganadera, agrícola, etc. Matanzas descolló especialmente en el sector portuario y en el cultivo de caña de azúcar. Cuando se comenzó a implantar este último se importó una enorme cantidad de esclavos, la mayor de toda la isla.

    La mezcla de blancos y negros, que dio como resultado, dejó su herencia en Matanzas; no sólo los rasgos físicos de los lugareños de hoy la reflejan, también dejó en ellos el calor de África. Así, del sonido de los tambores finalmente nació en Matanzas la rumba, el primer baile nacional de Cuba. Aún en nuestros días sigue siendo una danza muy popular y el Festival Rumbero que se celebra anualmente en el Teatro Sauto, en la capital de la provincia, es uno de los espectáculos más importantes de Matanzas.

    La joya de Matanzas, la que más fama aporta a la provincia, es la rutilante ciudad de Varadero, con su interminable extensión de playas, sus apabullantes cadenas hoteleras y su lujoso estilo de vida. No obstante, Matanzas tiene muchos lugares hermosos que no desmerecen a su lado.

    Si tú prefieres algo más auténtico, que refleje de una manera más fiel la sociedad, y sentir algo del sabor cubano original, la ciudad de Matanzas es una buena opción, con sus decadentes pero encantadores edificios coloniales de estilo neoclásico. Iglesias católicas, un teatro y varios museos son algunos ejemplos de estas construcciones.

    La ciénaga de Zapata hará las delicias de los más aventureros, por tratarse de un humedal prácticamente inexplorado cubierto de una densa vegetación y poblado de aves y otros animales muy interesantes.

    Desde el punto de vista cultural, Matanzas es una de las zonas más ricas de Cuba. Contiene una gran cantidad de museos que te ilustrarán sobre los temas más variados y no deberías marcharte sin visitarlos, como el curiosísimo Museo Farmacéutico, único de su estilo en toda América, el Museo Histórico Provincial, y el estremecedor Museo de la Ruta del Esclavo.

    Históricamente, Matanzas fue una pieza clave en la defensa de la isla durante la Revolución Cubana, pues allí en Playa Girón, en la costa sur de la provincia, tuvo lugar la primera de muchas derrotas que sufriría el ejército estadounidense a manos del pueblo cubano. La región había padecido ataques con anterioridad a lo largo de la historia, con lo que estaba muy bien pertrechada para lo que se avecinaba, y no tardó en organizarse de forma rápida e idear un contraataque. Si visitas la provincia de Matanzas, aprovecha para recorrer alguno de los diversos museos en los que la guerra y la revolución dejaron su legado.