Cuba Tech Travel le da la bienvenida a la web de Cuba con mayores productos.
CUBATECHTRAVEL
ES
USD
EUR

Museos Museo de la Revolucion, La Habana. Cuba

  • Estrellas basadas en 15 opiniones
  • Calle Refugio No. 1 e/ Zulueta y Monserrate, Havana City. Cuba
  • Destino: La Habana
  • Abierto: Daily
  • Teléfono: (537) 8622463
  • add_photo

En el que fuera Palacio Presidencial, desde García Menocal, en 1920, hasta Fulgencio Batista, en 1958, se encuentra este interesantísimo museo. El estilo del edificio es de gran refinamiento, y su cúpula, extraordinaria. Se destacan el Salón de los Espejos y el comedor, decorado con frescos de Romañach. A través de su colección se puede hacer un recorrido por la historia de Cuba en el siglo XX, desde las luchas y revueltas de los primeros años hasta nuestros días, pasando por el triunfo de la Revolución: fotografías, documentos, maquetas, objetos personales de los héroes, salones dedicados a las gestas guerrilleras del Ché y Camilo Cienfuegos... En el exterior, el tanque que abatió al buque Houston en Bahía de Cochinos, y el yate Granma, en el que Fidel y sus ochenta compañeros retornaron del exilio para emprender la guerrilla desde la Sierra Maestra. Visita imprescindible.

Mapa de Museo de la Revolucion

Museo de la Revolucion se encuentra ubicada en La Habana

La capital cubana es, sin dudas, el destino turístico por excelencia de la mayor de las Antillas. Y dentro de ésta su centro histórico "declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1982" resulta un punto de obligada referencia para cuanto visitante llega a esta urbe, durante siglos considerada la llave del Golfo de México.

Al lejano noviembre de 1519 se remonta la fundación, en su emplazamiento definitivo junto al canal de entrada de una bien protegida bahía, de la villa de San Cristóbal de La Habana, convertida con el tiempo en punto de encuentro de las flotas españolas que trasladaban a la metrópolis las riquezas extraídas de sus dominios en el llamado Nuevo Mundo, y eje fundamental en el comercio y las comunicaciones entre éste y el Viejo Continente.

Semejantes ventajas, derivadas esencialmente de su estratégica posición geográfica, incidieron también de manera directa sobre el ulterior desarrollo de la próspera villa, que comenzó a crecer al amparo de un sistema defensivo sin par en la América hispana y rodeada por una muralla cuya construcción (iniciada en la segunda mitad del siglo XVII y concluida más de 100 años después) se consideró desde su inicio ineficaz y costosa.

El Templete, un pequeño edificio neoclásico inaugurado en 1828, es el sitio donde cada 16 de noviembre los habaneros festejan la celebración de la primera misa y el primer cabildo de San Cristóbal de La Habana, y el punto a partir del cual se inician –por lo general– los recorridos turísticos por el núcleo original de la capital cubana.

A escasos pasos de allí se encuentran la Plaza de Armas, en torno a la cual se levantan el imponente Castillo de la Real Fuerza (1577) –donde hoy se exhibe la colección de cerámica artística más importante de la Isla y sobre cuya torre se erige La Giraldilla, una artística veleta símbolo de la ciudad– y los Palacios de los Capitanes Generales (Museo de la Ciudad) y del Segundo Cabo.

Otras tres plazas y sus edificaciones colindantes despiertan invariablemente el interés de sus visitantes: la Plaza de la Catedral, rodeada por opulentas mansiones; la recién restaurada Plaza Vieja, donde sobresale la casa de los Condes de San Juan de Jaruco; y la Plaza de San Franciso de Asís, aledaña a la iglesia y el convento de igual nombre, en uno de cuyos claustros se encuentra el Museo de Arte Sacro.

Mas caminar por las calles de la Habana Vieja, muchas de éstas aún adoquinadas, representa también la posibilidad de acercarse a más de una docena de museos y estudios-galerías de afamados artistas plásticos cubanos y latinoamericanos; visitar las casas de Benito Juárez, de Asia, Africa, Puerto Rico, de los Árabes (allí se encuentra la única sala para las plegarias musulmanas existente en Cuba) y de Simón Bolívar.

Resulta asimismo interesante visitar la maqueta de esta municipalidad; transitar por la Alameda de Paula, un hermoso paseo construido en la segunda mitad del siglo XVIII; o cruzar la bahía para llegar hasta los ultramarinos poblados de Casablanca, donde se erige el Cristo de La Habana, y Regla, donde se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de la Virgen de Regla, protectora de marinos y pescadores y patrona de la Bahía de La Habana.

El parque histórico-militar Morro-Cabaña lo conforman dos reductos de la magnitud del Castillo de los Tres Reyes del Morro (1630) y la fortaleza de San Carlos de la Cabaña (1774), catalogada en su momento como la obra cumbre del sistema defensivo abaluartado. Precisamente desde esta última fortificación se dispara cada noche, a las nueve en punto, un cañonazo de salva que en llamativa ceremonia rememora los tiempos cuando sendos fogonazos (en horas de la madrugada y al anochecer) constituían la señal convenida para abrir o cerrar las murallas de la ciudad y para colocar o retirar la enorme cadena flotante de madera y bronce que daba acceso al puerto de la villa.

Descubrir la llamada Habana extramuros, sin embargo, resulta tan apasionante como desandar las estrechas calles de la vieja ciudad. La Habana fue creciendo bajo el influjo de las más disímiles corrientes constructivas del orbe y en sus terrenos encontraron espacio el renacentismo, el mudéjar, el barroco y el barroco cubano, el neoclasicismo, el eclecticismo, el art nouveau, el art decó y el pragmatismo.

Así, al otro lado de la inútil muralla aparecieron sitios emblemáticos como el Paseo del Prado, el Gran Teatro de La Habana y el Capitolio, uno de los más espléndidos edificios de la capital y en cuyo interior se encuentra la Estatua de la República, la tercera más alta del mundo bajo techo y a cuyos pies se encontraba el diamante que marcaba el kilómetro cero de la Carretera Central.

Nacieron también el afamado malecón habanero, de unos 12 kilómetros de longitud y considerada la imagen más característica de la ciudad, que enlaza al centro tradicional con la populosa barriada de El Vedado, desde cuyo corazón, La Rampa –zona de magnífica urbanización y arquitectura– puede accederse fácilmente a otros sitios de interés turístico como la bicentenaria Universidad de La Habana, la Plaza de la Revolución y el Memorial José Martí (el más alto mirador de la ciudad, con 138,5 metros de altura sobre el nivel del mar), o la Necrópolis de Colón considerado entre los más importantes del planeta por sus múltiples valores artísticos.

Hacia ambos lados del centro de la urbe existen asimismo puntos de notable interés. En dirección oeste, la Quinta Avenida conduce a la barriada residencial de Miramar, que actúa como órbita del mundo empresarial y de negocios y donde es posible visitar una impresionante Maqueta de la Ciudad. El Palacio de Convenciones, el recinto ferial Pabexpo y el exclusivo Club Habana anteceden a la comunidad turística Marina Hemingway, un lugar apropiado para bucear, practicar la pesca de altura, participar en un seafari a las barreras coralinas, o navegar en un confortable yate acondicionado para la vida a bordo.

Hacia el este de la ciudad y después de atravesar el Túnel de la Bahía, se llega al poblado de pescadores de Cojímar –de peculiar belleza y colorido– que invita a rememorar la prolongada estancia en Cuba del Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway, quien encontró precisamente allí muchos de los escenarios y personajes de sus obras.

Más de 15 kilómetros de franja costera, arenas finas y aguas azules y transparentes se extienden entre Bacuranao y Guanabo conformando un circuito náutico que los habaneros identifican sencillamente como las playas del este, y en el cual suelen destacar por sus atributos naturales a Santa María del Mar.

También rumbo al este de la capital, a sólo 15 kilómetros del centro, un pequeño pueblo fundado en 1733 a partir de la existencia de aguas minero-medicinales invita a conocer sus valores históricos, arquitectónicos, culturales y naturales: Santa María del Rosario.

Como toda gran ciudad, La Habana es el corazón de la intensa vida política, científica y cultural de la nación. Decenas de museos, salas de teatro y de conciertos, galerías de arte e instituciones culturales tienen su asiento en la ciudad y algunas como el Ballet Nacional de Cuba, la Casa de las Américas, la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, o el Conjunto Folklórico Nacional gozan de enorme prestigio internacional.

Y, por supuesto, es también una urbe donde el buen comer y la diversión tienen un importante espacio en sitios tan conocidos como La Bodeguita del Medio, el Floridita, o el cabaret Tropicana, o en otros menos mencionados, pero que tienen ya un espacio reservado en la preferencia de los millares de turistas que cada año recorren la capital cubana. 

Opiniones
  • 87 % de personas disfruta esto
  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Promedio
  • Pobre
  • Terrible
Opinion sobre Museos: Museo de la Revolucion
Excelente Ki

Museo de la Revolucion
El Museo de la Revolución. El museo se encuentra en el antiguo Palacio Presidencial, y fue construido según proyectos de los arquitectos Maroni, cubano, y el belga Jean Belau. De 1920 a 1960 fue la residencia oficial de los presidentes cubanos. Sobre la base de los documentos, fotografías, armas y numerosos objetos recordatorios, la exposición ofrece una amplia visión de la lucha completa del pueblo de Cuba por su independencia definitiva de la dictadura batistiana en 1959. La exposición está dividida en tres etapas cronológicas: Periodo colonial, Seudorepública, y Revolución. En el mismo vestíbulo, un cuadro del pintor cubano Armando Menocal (1861-1942), muestra un episodio de nuestras guerras de independencia en el siglo XIX, la Victoria de las Tunas. En las Tunas, antigua provincia de Oriente, el ejercito libertador bajo el mando de Calixto García obtiene una victoria decisiva sobre las tropas españolas. El recorrido se inicia en el 2do piso. Documentos, mapas de orientación, armas y numerosos objetos recuerdan, ilustran los acontecimientos ppales de la lucha de liberación nacional de la guerra independentista en la mitad del siglo XIX, entre otros numerosos sucesos de las diferentes personalidades de nuestras luchas. La 2da etapa abarca el periodo que empieza con la proclamación de la seudorepública en 1902y que termina con el ataque al Cuartel Moncada en 1953. La 3ra etapa comprende el desarrollo de la revolución hasta el triunfo de 1959. El recorrido se complementa con una visión de conjunto relativa a los principales logros de la revolución y también a los actos de violencia norteamericanos hasta a invasión de Playa Girón. El recorrido del segundo piso conduce también por una parte de los salones oficiales y despachos de trabajo del antiguo Palacio Presidencial. El Salón de los Espejos (Salón de Recepción) con el fresco monumental del techo de Armando Menocal: La Glorificación de la Patria. Le sigue el despacho presidencial. Hasta allí llegaron los rebeldes del Directorio Revolucionario en su intento por querer ajusticiar al tirano Batista el 13 de marzo de 1957 en su propia guarida. Del Salón de los Espejos se va a la terraza norte. Desde allí el Gobierno revolucionario proclamó públicamente sus primeras leyes en los meses iniciales de la revolución en los años 59 y 60. Memorial Granma. El centro de atracción del museo es el Yate Granma, de casi 20 de eslora y 3,6 mts de manga con el cual desembarcaron el 2 de diciembre de 1956, 82 revolucionarios al mando de Fidel en la antigua provincia de Oriente. Aquí también se encuentra el camión utilizado por los estudiantes durante el asalto a Palacio. Además aparecen trofeos, armas, aviones, los cuales jugaron un papel importante durante la lucha de nuestro pueblo.

Excelente angela

historico e interesante lugar
Fue el palacio presidencial desde 1920 hasta 1959. El nicho de ametralladoras lo mando a construir Batista y desarmoniza con el edificio, está en la azotea del mismo. La cúpula de este edificio fue la primera que se hizo en Cuba y la experiencia de esta sirvió después para el capitolio. La exposición que se exhibe del Granma, aviones y demás, es un conjunto monumentario que no tiene que ver arquitectónicamente con el lugar, pero si desde el punto de vista histórico porque aquí radica el museo que recoge los diferentes pasajes de la revolución cubana y la historia de cuba. Hay que explicar que el yate Granma fue construido en 1942 como Yate de recreo, es adquirido en México y es donde vienen los expedicionarios que desembarcan en Playa Las Coloradas. El lugar donde aparece este conjunto de piezas era el parque de Alfredo Sayas, unico presidente al que se le hizo una estatua en vida. Cuando Fidel hace su entrada a la Habana se dirige al pueblo en este lugar y es donde se le posan las palomas, es tambien donde Camilo recita los versos de Bonifacio Virne. Aquí tambien hay otros elementos como el camión de Echevarria del 13 de Marzo, los aviones que participaron en Girón, la estatua que esta en la parte lateral es de Gutiérrez y la que esta en la parte de alante es de Rita Longa.

Excelente angel

embarcacion utilizada por fidel castro
Se encuentra en el vistoso edificio que desde 1920 hasta 1960 fuera la residencia oficial de los presidentes de la República. El Museo de la Revolución y Memorial Granma, es el museo de la rebeldía nacional. En sus salas se ofrece un pormenorizado panorama de las luchas emprendidas por el pueblo cubano para lograr su soberanía. El discurso histórico va transcurriendo a través de salas donde se muestra un abundante material testimonial compuesto por fotografías, documentos originales, maquetas, armas, objetos que pertenecieron a los luchadores independentistas, grabaciones, videos y materiales cinematográficos. En sus áreas exteriores se encuentra el Memorial Yate "Granma", donde se exhibe, protegida por una inmensa urna de cristal, la embarcación utilizada por Fidel Castro y más de ochenta combatientes, en el retorno a Cuba desde el exilio en México. El desembarco se produjo el 2 de diciembre de 1957 en un punto de la costa Sur oriental y fue el comienzo de la última guerra de Liberación en la Sierra Maestra.

Excelente Fernando

Museo de la Revolucion
En la calle Refugio (entre la Avenida de las Misiones y Zulueta), formando conjunto con el Memorial Granma, se encuentra el Museo de la Revolución. El majestuoso edificio era el antiguo Palacio Presidencial, construido en 1.920 por los arquitectos Rodolfo Maruri y Paul Belau. Tiene cuatro plantas de altura, pero lo más sobresaliente es su enorme cúpula, revestida exteriormente con piezas de cerámica vidriada. El museo está considerado uno de los más importantes de Cuba y está declarado Monumento Nacional; se inauguró en el año 1.988. La exposición consta de 38 salas en las que se exhiben 700 objetos de lo más variopinto relacionados con la revolución cubana, encabezada por Fidel Castro contra el régimen de Batista. Pueden verse documentos, fotografías, videos, una escultura a tamaño natural del Che, banderas, armamento y trajes militares, etc. La sala más curiosa es "el rincón de los cretinos", con caricaturas y textos "irónicos" hacia Batista, Ronald Reagan o George Bush: A Fulgencio Batista: "Gracias cretino por ayudarnos a hacer la revolución"; a Ronald Reagan: "Gracias cretino por ayudarnos fortalecer la revolución"; a George Bush: Gracias cretino por ayudarnos a consolidar la revolución". Además de la exposición museística puede verse una amplia colección de pinturas y esculturas realizadas por algunos de los más importantes artistas cubanos, que forman parte de la decoración del palacio. Horario: Todos los días de 10 a 17h

Excelente Ada

No dejes de visitarlo
Ubicado en el antiguo Palacio Presidencial, construido entre 1913 y 1919, inaugurado en 1920. Trabajaron en Palacio 25 presidentes de la República de Cuba. Atesora valiosas obras de arte de renombrados pintores y escultores cubanos. Expone la lucha del pueblo cubano desde el siglo XV hasta la actualidad, el Memorial Granma y sala dedicada a la gesta de Bolivia llevada a cabo por el Che Guevara. En calle Refugio No. 1 entre Monserrate y Zulueta, Habana Vieja. Teléf. (53 7) 862 4091.

Pobre karlapsi500

“Esperaba mas ”
Es un edificio muy grande y bonito que fue la sede precidencial Pero no lo recomiendo ,para ver o leer lo que hay ahi ,mejor busca informacion en internet . Informacion muy subjetiva. Y corto recorido . El costo de entrada es de 8 cuc ,algo asi como $120 pesos mexicanos . Lo unico interesante o que tienes que ver... Más 

Pobre Julsssy

“Cuidado en consigna!!! ”
Estuve la semana pasada en este museo y su precio es de 8 CUC. Pero en lo que quiero hacer hincapié para que tengan en cuenta futuros turistas, es que te hacen dejar los bolsos en consigna porque no puedes entrar con ellos. Pues bien, vigilen mucho sus pertenencias al salir y sobretodo cuenten su dinero, ya que la chica... Más 

Promedio vsrf

“Esperaba mas ”
Si bien es un lindo museo y hay que ir, tiene mucho material fotografico y textos , en particular me gusta ver muchos mas objetos.

Muy Bueno Gmetuk

“fundamental ”
en mi opinion es fudamental pasar por este museo para entender un poco la historia de cuba. Deberia mejorarse un poco ya que està un poco descuidado.

Muy Bueno Assol C

“Indispensable ”
Indispensable para entender la historia de la revolución cubana. Fotografías, documentos, ropa y objetos empleados por los revolucionarios dan cuenta de los acontecimientos más importantes desde el inicio con el asalto al cuartel Moncada, hasta el establecimiento de las políticas actuales. Presenta las semblanzas de los personajes entrañables de la Revolución como Frank País, Camilo Cienfuegos, El Che, Fidel y... Más 

Muy Bueno DavidyJudith

“No puedes dejar de visitarlo ”
Aunque, lógicamente, solo cuentan la parte de la historia de Cuba que les interesa, es una visita obligada en la Habana, no es muy grande pero se recoge prácticamente toda la historia de la Revolución y la visita es agradable. El precio no es barato (8CUC por persona) pero que lo es en Cuba?

Muy Bueno Conchi G

“muy recomendable ”
Ver cosas sobre como era la vida de los rebeldes en la sierra. Recuerdos del che y de camilo. Una parte de la historia de cuba.

Excelente Cristian L

“Fundamental ”
No puede faltar en el paseo de nadie que vaya a la Habana la visita de este museo. Es imponente, emociona. Lo recomiendo. Fundamental para entender la Historia y la cultura cubanas.

Excelente Yaset B

“Para vivir la historia de Cuba ”
Buen museo para visitar y conocer la historia de Cuba. Visita guíada por cada una de las salas para conocer todo el proceso revolucionario nuestro. Impresionante las estatuas de Camilo Cienfuegos y el Che.

Excelente Ana M

“Historia de manera sencilla ”
Nos ofrecieron el servicio de guia y aceptamos, nos explicó detalladamente los acontecimientos históricos con un mucha responsabilidad y credibilidad, tiene un grado de conservación un poco descuidado aunque lo estaban arreglando. Es un imperdible para ver una cara de la historia de Cuba.

Cuba Tech Travel - Informacion General sobre Cuba. En esta Seccion podras encontrar informacion sobre Poblados, Pueblos, Caserios, Ciudades, Municipios, Provincias y todos los lugars del Cuba - 535 2730862

Todos los lugares estan señalados con sus coordenas geograficas para su mejores localizacion en la Isla. Sitos, Lugares, Mas