Cuba Tech Travel le da la bienvenida a la web de Cuba con mayores productos.
CUBATECHTRAVEL
ES
USD
EUR

Hotel Villa Guama, Cienaga de Zapata. Cuba. 3 estrellas.

  • Estrellas basadas en 8 opiniones
  • Destino: Cienaga de Zapata
  • Dirección: Zapata Peninsula, Matanzas, Cuba
  • Teléfono: (5345) 91-5551
  • Aceptan niños:Si
  • Por persona
  • Descripción: Hotel Villa Guama Cuba

    En un entorno especial para el contacto directo con la naturaleza, rodeado de agua y bellas plantas, este hotel regala una singular estancia a lo natural. En él se funden historias y tradiciones ancestrales de la zona; una de las más significativas es la réplica, a tamaño natural, de una aldea que ejemplifica el modo de vida de los aborígenes que habitaron la zona. Dispone de 44 habitaciones estándar todas con aire acondicionado, minibar, TV vía satélite, salas de estar que cuentan con balcones con vista a la laguna y sus canales naturales. Servicios del Hotel Servicios Bar, snack bar, restaurante, equipos náuticos motorizados y no motorizados. Facilidades Piscina, juegos pasivos, animación diurna y nocturna, servicios de enfermería y tienda. Sitios de interés más cercanos: Museo de la Comandancia de Playa Girón en el Central Australia (20 Km) Museo de Playa Girón (40 Km) Zonas de Buceo en la Bahía de Cochinos (17 Km) Criadero de cocodrilos (8 Km) Salinas de Brito (observación de aves y pesca deportiva) (38 Km) Sitios para la Observación de aves Playa de Varadero (117 Km)

  • Mapa de Hotel Villa Guama

  • Facilidades de las habitaciones
    Telefono
    TV Satelite
    Baño Privado
    Agua Fria y Caliente
    Minibar
    Aire Acondicionado
    220 volt
    110 volt
    Balcon o Terraza
    Facilidades para Discapacitados
  • Opiniones
    • 75 % de personas disfruta esto
    • Excelente
    • Muy Bueno
    • Promedio
    • Pobre
    • Terrible
    Opinion sobre Hotel Villa Guama
    Terrible maria r

    “LA BELLA DURMIENTE ”
    He estado el dia 5 de julio del 2012 ,en guama,un sitio bonito y bastante cuidado el personal que trabaja alli deja mucho que desear, el que vende las entradas nos atendio comiendo en su puesto de trabajo y sin dejar de masticar nos cobró,al llegar a la aldea no hay nadie que te explique nada del lugar ,nos acercamos a la tienda de souvenir y la dependienta estaba tumbada sobre una de las toallas que vende durmiendo tan profundamente que por mucho que la llamamos no desperto ,por tanto nos fuimos sin poder comprar nada recorrimos la aldea y ella seguia alli ,que verguenza !!!! como pueden trabajar cara al turismo??', les subo una foto por si van algun dia ,nosotros no iremos más

    Pobre mlopez85

    “El paisaje, lo único bueno ”
    En agosto pasamos una noche en este hotel. Para llegar hay que dejar el coche en un aparcamiento y llegar en lancha. Este trayecto no está incluido y nos cobraron 10 CUC y no 5 como nos habían dicho.El lugar es precioso. Lástima que se encuentre un poco abandonado. Las cabañas estaban bastante sucias y el lavabo muy sucio con un olor insoportable. La cena fue muy floja y el desayuno muy malo. Pedí un poco de jamón ya que no puedo comer queso ni mantequilla y me dijeron que no tenían, plátano tampoco... El servicio del restaurante no fue bueno.

    Promedio Ana J

    “Entorno idílico ”
    El hotel, que está compuesto de cabañas, se encuentra en un entorno espectacular. Nada más que por eso, merece la pena ir. Las cabañas son bonitas y sin lujos, aunque tampoco los necesitan. Los empleados del hotel son muy amables, cosa que no ocurre en muchos hoteles de Cuba, y ofrecen un buen servicio dentro de sus posibilidades. La única pega que yo le encuentro es que hubo una tormenta y estuvimos bastante tiempo sin luz y sin agua, aunque a mi no me importó demasiado. Los camaremos fueron tan amables, que nos trajeron la cena en barca a la cabaña porque no podíamos ir al restaurante. Recomiendo a todo el mundo que haga la excursión en barca para ver el amanecer porque aparte de que es espectacular, el guía es estupendo.

    Muy Bueno natisv

    “hermoso lugar”
    el pasiaje es increible!! se accede en lancha, las cabañas son basicas y los mosquitos inagotables!! no olviden llevar repelente! el paisaje es espectacular, en el complejo hay pileta y restaurant, la atencion es cordial y esmerada, un lugar muy lindo para ir a conocer.

    Muy Bueno Shanilka

    “Para perderse del mundo (aunque los mosquitos te encuentran seguro) ”
    Villa Guamá es uno de esos sitios especiales que merece la pena visitar, y pasar una noche en el complejo durante un viaje a Cuba. El hotel sólo es accesible a través de lanchas, que es uno de sus mayores encantos, a la vez que puede convertirse en su principal inconveniente, junto con los mosquitos. Nosotros reservamos una noche, con media pensión. Intenté reservar con Cubanacán sólo desayuno, pero me dijeron que no era posible. De cualquier modo, no hay otro sitio dónde cenar que no sea el restaurante del hotel, así que para acabar cenando en el mismo sitio mejor incluirlo. Llegamos como a las 15:00 al embarcadero, y se estaba yendo una barca, así que tuvimos que esperar a que llegasen otros huéspedes porque con menos de 5 personas la lancha no sale. Cabe destacar que este transporte se paga aparte, y son 5 CUC por persona (ida y vuelta). A la media hora ya eramos 8, así que salimos para las islas. El paseo en lancha es genial, sólo por eso merece la pena llegar hasta aquí, y si no te quieres quedar a dormir durante el día de realizan excursiones que te llevan al resort para ver la aldea taína, y que duran como 45 min. Aunque ya lo aviso, la aldea taína es una castaña. Cuando llegamos a la recepción, nos dieron nuestra cabañita, la 7, y el guía nos llevó hasta ella. A pesar de que estaba embarazada y de que les pedí que no me pusieran muy lejos de las facilidades (piscina, restaurante, ...) me mandaron a donde cristo perdió el gorro, pero el entorno y la cabaña eran tan lindos que no me importó. Lo primero que hicimos al llegar fue enchufar el mini-bar para meter el agua (está vacío) y el aire acondicionado. Al ratito de encender el aire acondicionado este empezó a agitarse y a dar unos golpes que parecía que iba a salir disparado de la pared, pero sólo fueron unos segundos. Lo malo es que lo hacía a cada rato, y además era bastante ruidoso, por lo que por la noche lo pusimos en ventilador, que no hacía tanto ruido, y tampoco hacía ese ruido de lavadora centrifugando que mosquearían a cualquiera, sobre todo si tu cabeza está justo debajo del mismo. Durante la tarde salimos con Jesús, uno de los guías, a dar un paseo en bote. La verdad es que Jesús es un encanto, superservicial y atento, y te va explicando toda la flora y fauna que hay en el recorrido. Hay muchísimos pájaros en Guamá, es una de sus mayores bellezas, y además están por todo el complejo, casi en cualquier momento tienes algún tipo de ave a la vista. Después de eso ya estaba oscureciendo, así que fuimos a cenar. En todo ese proceso se me olvidó echarme el repelente de mosquitos, que dejé en la cabaña, que como ya he dicho, estaba bastante lejos del restaurante, y pasaba de perder 20 minutos en ir y volver dle restaurante a la cabaña. ERROR! Para cuando acabé de cenar tenía tantas picaduras que hasta mi marido se quedó alucinado. Los mosquitos me habían picado por toda la espalda, y en brazos y piernas, y aún hoy, 3 días después, me estoy rascando. Moraleja: muy importante echarse Repelé antes de ir a cenar!! Afortunadamente en la cabaña no había ni uno, seguramente porque dejamos puesto el aire acondicionado a toda pastilla durante la tarde, y no les gusta el frío. La cena nos gustó bastante, la gente del restaurante es muy simpática, los cocineros salen a hablar con los huéspedes y son bastante atentos, y encima cocinan bien rico. Lo peor que tiene es la poca variedad de comida y bebida. El menú incluye bebida, helado, y pollo, cerdo o pescado de río. Nada del famoso cocodrilo, que hay que pagar aparte (15 CUC), pero que merece la pena probar porque lo cocinan muy bien, uno de los mejores sitios de Cuba para comer cocodrilo sin duda. En cuanto a bebidas, la cosa está pobre pobre, sobre todo para el que no bebe alcohol, como yo en estos momento. No tenían refresco de cola, ni jugos naturales, así que casi lo mejor que te puedes pedir es agua. Por las mañanas no está la cosa mucho mejor en el desayuno. El zumo de mango que te ponen lo hacen a partir de mermelada de mango, que mezclan con agua (puaj!), y el café es americano, osease, aguachirri. Aunque nos hicieron una tortilla de lo más rica, y el pan tostadito también muy bueno. La verdad es que los pobres hacen lo que pueden con la poca materia prima que tienen. Después desayunar nos alquilamos una bicicleta acuática y nos perdimos una horita por los canales que hay alrededor del complejo. Eso me encantó, hicimos ejercicio, y como ibamos en bañador cogimos colorcillo con el sol. Cuando terminamos el paseo ya eran casi las 12, así que tuvimos que dejar la habitación, y nos fuimos a carpeta a que nos llamasen una lancha. Pues bien, aquí viene la otra gran pega de este hotel. Como por el día las lanchas se dedican a las excursiones que comentaba al principio (para ver la aldea taína), no te recogen hasta que tengan huecos vacíos. Únicamente te aseguran la salida a las 09:00 y a las 10:00, lo cual es un poco estafa, si se supone que tienes el checkout hasta las 12:00. Pero es así, si no coges la de las 10:00 ya es cuando les de la gana a ellos de subirte en una lancha. En nuestro caso, y en el de un par de parejas italianas que había con nosotros, que llegamos todos a la misma hora a carpeta, acabamos saliendo a las 14:20. Es decir, casi 2 horas y media después de haber dejado la habitación, y sin opción a poder esperar en la misma a que te asignen hueco en la lancha. Mi consejo es irse al bar de la aldea taína, que es el único al que se puede ir, porque el de la piscina, aunque está mucho más cerca, lo reservan para unos paquetes de gente que va a pasar el día a la piscina con todo incluido en ese bar, y si eres cliente del hotel no puedes consumir ahí. Así que te vas al bar de la aldea, y que te avisen cuando haya hueco en la lancha.

    Excelente kartoffelsalat

    “increible por su paisaje - horrible por el ruido si vas un domingo”
    villa guama tiene desventajas por su logística - es bien difícil llegar allí, pero naturalmente no imposible y merece la pena ir. Lo magnífico de guama son las chavolas, el lugar, y el silencio - el servicio del hotel no es muy bueno (excepto el guía ALEXIS que es estupendo, increible y simpatiquisimo) y la comida y el desayuno HORRIBLE. De todas formas recomendaria una noche allí por el ambiente especial del lugar - esto sí, si vais, no un domingo que hacen un all-inclusive para cubanos con cubatón y se ponen insoportables de ron....el lugar pierde totalmente su encanto si uno llega con tantísimo ruido. Fue una lastima, pero por suerte nos fuimos con buen sabor de boca después de conocer con alexis la variedad de pajaros de la zona.

    Muy Bueno vivian

    Bien
    En un entorno especial para el contacto directo con la naturaleza, rodeado de agua y bellas plantas, este hotel regala una singular estancia a lo natural. En él se funden historias y tradiciones ancestrales de la zona; una de las más significativas es la réplica, a tamaño natural, de una aldea que ejemplifica el modo de vida de los aborígenes que habitaron la zona.

    Excelente belkis

    momentos romanticos
    Asegúrese de indagar por los paquetes de boda, renovación de votos y luna de miel cuando haga las reservaciones para su viaje, pues ¿qué podría ser más romántico que una boda en una isla tropical?

    Cuba Tech Travel - Informacion General sobre Cuba. En esta Seccion podras encontrar informacion sobre Poblados, Pueblos, Caserios, Ciudades, Municipios, Provincias y todos los lugars del Cuba - 535 2730862

    Todos los lugares estan señalados con sus coordenas geograficas para su mejores localizacion en la Isla. Sitos, Lugares, Mas